Cómo conseguir una piel bonita

Te ayudamos con algunos consejos para cuidar tu piel y mantenerla sana y bonita. Algunos factores que influyen en el deterioro de la piel son la mala alimentación, el estrés, la contaminación, el cigarro. Debemos hacer algunos cambios de hábitos para compensar el envejecimiento de la piel.

La contaminación que ensucia la piel

Los efectos que tiene la contaminación sobre nuestra dermis son: piel opaca, sin brillo y aparición de pequeñas imperfecciones.

Te aconsejamos como buen hábito: limpieza con tónico o mousse, este paso de limpieza es básico para mantener tu piel sana.

En tu menú integra té verde, repollo, pimiento rojo, frutillas, kiwi, germen de trigo, nueces y avellanas.

El aire acondicionado en verano

Los efectos que tiene el aire acondicionado sobre nuestra piel son: tirantez y sequedad.

Te aconsejamos como buen hábito:  la limpieza siempre es el primer paso para el cuidado de nuestro cutis.  Después puedes usar nuestra crema Hidratante y Nutritiva o Serum Rejuvenecedor que son altamente hidratantes.

Para tu menú es importante consumir bastante agua todos los días y comer frutas como melón, sandía, pepino dulce. También son beneficiosos los frutos secos con cáscara como las avellanas y nueces que tienen un efecto – barrera natural para proteger la piel.

El cigarro y sus consecuencias

Los efectos que tiene el humo del cigarro con todos sus componentes químicos sobre la dermis son: piel sin brillo y con sequedad.

Te aconsejamos como buen hábito: nuevamente debemos insistir en la limpieza como primer paso y aconsejamos un exfoliante suave para usar una vez a la semana.

Para incorporar en tu menú el té verde es una buena opción e incluye alimentos altos en anti oxidantes como moras, maqui, arándanos.

El sueño y como la falta de éste se refleja en la cara

Los efectos que tiene la falta de sueño en nuestra dermis son: una mirada cansada con ojeras y bolsas.

Te aconsejamos como buen hábito: utiliza el contorno de ojos y consigue atenuar las bolsas y reducir esas ojeras. Cuida tus horas de sueño, son importantes.

Para incorporar en tu menú hay alimentos que les llaman “iluminadores”, ricos en vitamina C  como el pimiento rojo, kiwi las frutillas, papayas, naranjas y los vegetales ricos en betacaroteno como la zanahoria, mango, espárragos.